Ana Sánchez

En la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) hemos apostado por la promoción del medicamento genérico desde su primera aparición en las farmacias españolas hace ahora ya veinte años. A través de nuestra revista OCU Salud y la interacción con nuestros socios, pronto nos acostumbramos a explicar lo que es la bioequivalencia, los grupos homogéneos y el precio de referencia, pero nada como el reto de explicar cómo puede el genérico ahorrar si en la farmacia tiene el mismo precio que otros medicamentos, incluidos los de marca.

El genérico es una solución al incremento irracional de los precios de los medicamentos que debe incluirse dentro de una serie de medidas mucho más amplias como, por ejemplo, la lucha contra la medicalización de la sociedad o la modificación del actual sistema de patentes. Es necesario poner en valor el uso racional del medicamento en sentido global y entre las siete reglas que propugna la iniciativa “Pastillas las justas”, la última de ellas está especialmente relacionada: Regla nº 7: Lo nuevo no siempre es mejor.

Los medicamentos que llevan más tiempo en el mercado son más conocidos y su uso suele ser más seguro que los novedosos.

Y si hablamos de utilizar los recursos limitados de manera eficiente, debemos poner en contexto los genéricos y pensar también en modificar el actual modelo de patentes. En OCU apostamos por una modificación del sistema actual de patentes y apoyamos la campaña “No es sano” con el objetivo de alcanzar un modelo de acceso universal a los medicamentos sin espacio para la especulación y los beneficios abusivos.

En estos veinte años de medicamentos genéricos se han producido cambios evidentes. Destacaría una progresiva aceptación de los genéricos por parte de los consumidores que empiezan a referirse a sus tratamientos por su denominación de principio activo, algo que hace unos años era impensable. De hecho, puestos a aprender el nombre de un nuevo fármaco, es indiferente memorizar un nombre de fantasía que el del principio activo y esto último trae más ventajas que inconvenientes como, por ejemplo, evitar posibles duplicidades en la polimedicación.

Existen diferencias de acceso a los medicamentos evidentes denunciadas expresamente por OCU. Estas diferencias se deben a unos recursos limitados y a la gestión de estos recursos con diferentes políticas a corto, medio y largo plazo. Muchas veces las políticas son muy cortoplacistas e impiden que se fomente decididamente el uso de genéricos que son los que en realidad disminuyen el precio de los medicamentos tras el periodo de protección de patente.

Desde OCU nos gustaría que el veinte aniversario de los medicamentos genéricos sirviera para que el consumidor conociera mejor la industria del medicamento genérico en España, lo que hay detrás de ella, su papel en la política farmacéutica y en el presupuesto global sanitario. Nos gustaría también que sirviera para que todo consumidor entendiera por qué al ir a la farmacia ambos medicamentos (genérico y marca) tienen un precio muy similar, si no igual. Se trata de una de las consultas más frecuentes que nuestros socios nos hacen en el ámbito del medicamento y que es esencial para comprender el concepto del genérico. Quizá este veinte aniversario sirva para conseguir este objetivo divulgativo. Por todo ello, desde OCU deseamos una larga vida al genérico. ¡Feliz cumpleaños!

Visión 360º del genérico

 

  • footer_logo
  •   Velázquez, 54 - 3º - 28001 - Madrid - España
  •   +34 91 572 12 62
  • aeseg@aeseg.es
  • AESEG es miembro de:
  •   
  •   

Buscar


@AESEG_genericos

AESEG_genericos No existen medicamentos de primera categoría y de segunda farmaceuticosdesevilla.es/blog/desmontan… vía @COF_Sevilla

Hace 3 minutosvía Hootsuite Inc.

Flickr AESEG

¡No te pierdas nada!

Suscríbete para estar al día de la actualidad sobre medicamentos genéricos.

SUSCRIBIRSE